Sé la suegra perfecta

Ninguna mujer quisiera convertirse en la típica suegra de los chistes pero, sin quererlo, esto podría suceder, ya que no todas estamos capacitadas para tratar a la pareja de nuestros hijos. Sentir celos o algo de tristeza por ya no ser la única mujer de su vida es normal, el problema viene una vez que comenzamos a tratarla con desprecio, criticando todo lo que hace y tratando de enseñarle a hacer las cosas distintas a como se las enseñó su madre. Debes aprender a llevarte con la persona que tu hijo eligió amar para no ponerlo entre la espada y la pared.

No te lo quitará. Ella no viene a quitarte a tu hijo, mucho menos el amor que te tiene. En realidad es alguien que lo ama tal cual es y que solo desea su bienestar. En tu hijo vió lo que en nadie más logró ver y decidió que quiere pasar el resto de su vida a su lado, lo que significa que hiciste un buen trabajo como madre y que puedes seguir haciéndolo como suegra.

Reconoce sus cualidades. Sin importar que sea diferente a ti y que no hace las cosas a tu manera, debes admitir que hay cosas suyas que te encantan. No hables mal de ella a tus amistades y si hay algo que no sabe cómo hacer intenta incentivarla y explicarle cómo. No quiere decir que le enseñes todo lo que a tu hijo le gusta para que se convierta en su segunda madre, porque ellos tienen una vida que debes respetar. Primero ofrece tu ayuda y si la acepta hazlo. Tampoco permitas que terceros quieran hacer comentarios despectivos sobre tu nuera y elogia algo en lo que sepas que es buena.Esto es muy importante en el papel de suegra.

Sé prudente. Los matrimonios, en especial los recién casados, necesitan su tiempo a solas. Estos últimos para adaptarse a la vida en pareja y enfrentar la realidad a la que están expuestos. No los agobies ni les exijas demasiado, porque tú no tienes por qué estar ahí con ellos. Recuerda cuando tu matrimonio empezó. Tu esposo y tú querían estar a solas para poder comenzar su vida juntos. “El chantaje sentimental es el peor fraude en el que una mujer puede caer para obtener amor” dice Emma E. Sánchez en Familias.com.

Tú no eres la única que siente el vacío en el hogar una vez que tu hijo se fue de casa. Tu esposo también puede ponerse sentimental y para eso estás tú, para aconsejarlo y animarlo en ese proceso de adaptación que ustedes también deben vivir. Habla poco a poco con tu pareja y plantéense otras situaciones futuras en las que deben ser de apoyo y ejemplo para los recién casados, como es el nacimiento de su primer nieto.

Inspirado en : Familias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR