Las finanzas basadas en un monopolio

En algunos países, se presenta el caso de que alguien desea adquirir un bien o servicio y solamente cuenta con una opción, esto es, obtener los servicios ofrecidos por un único proveedor que tiene el monopolio de ese mercado específico.

Un monopolio se puede definir entonces como “un tipo de mercado extremo, en donde el consumidor no tiene la posibilidad de elegir entre distintos productos” (1). Existen varios tipos de monopolio y se hace importante conocer como fijan sus precios estas empresas.

Una empresa con carácter de monopolio es aquella, que vende un producto que no presenta suplentes cercanos. Como características claves de este tipo de mercado se encuentran; existe un solo vendedor (la empresa es toda la industria), los productos no tienen suplentes cercanos, puede que exista información imperfecta, entre otros.

Los precios presentados por estas empresas pueden reducirse solo sí estas consiguen vender en mayor cantidad, por el contrario, si el monopolio genera un incremento en los precios, la cantidad a vender disminuirá. Se puede incrementar o disminuir las ventas pero no ambas.

Una empresa tipo monopolio, puede presentar ciertas barreras para ingresar a la industria, estas pueden originarse por diversas razones, trámites legales, patentes o licencias; la imposibilidad de una nueva empresa de entrar al mercado con un precio menor al que estableció originalmente el monopolio, entre otros.

En cuanto a la eficiencia que puede presentar el monopolio, este hecho no siempre se logra, debido a que por falta de competencia el monopolista no ve la necesidad de producir con costos bajos, por ende no se alcanza la eficiencia en cuanto a productividad.

Caso contrario, una empresa con carácter de monopolio se encarga de “producir más cuando el precio es mayor que el costo marginal” (1) esto implica que los consumidores tengan que cancelar más por cada unidad adicional producida de lo que el precio establece a la sociedad.

Por otra parte, existe el hecho de que los monopolistas se encarguen de producir en menor proporción por un precio mayor de lo que generalmente saldría si existiera competencia. Un monopolio le disminuye notablemente el bienestar al consumidor debido a que les cobra un precio más elevado que pagan por falta de oferta.

En función a todo esto resulta adecuado y lógico pensar que las finanzas basadas en un monopolio origina dos caminos, uno en el cual el dueño se ve beneficiado por la falta de competencia, donde los consumidores se ven obligados a comprar sus productos, beneficiando directamente las finanzas del monopolio.

El segundo camino es el inverso del primero, en virtud a que solo existe una única opción para adquirir determinado producto, los consumidores se ven en la necesidad de comprar en esa empresa específica, sin importar el precio establecido, generando esto un impacto negativo a sus bolsillos, sus finanzas y calidad de vida.

Inspirado en : Aula de economia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR