Por qué las elecciones de hoy marcan tu futuro financiero

Al momento de decidir ahorrar, es inevitable pensar en que para lograrlo tenemos que privarnos de algunos gustos que solemos tener y que servirán para cuidar nuestro futuro financiero.El cigarrillo, las salidas de todos los sábados por la noche al cine, el dulce en la cafetería de la esquina que no dejamos de probar todas las tardes. En fin, algún hábito que adoramos pero que sabemos que nos hace daño, no solo al bolsillo sino en algunos casos hasta podría fectar nuestra salud.
Aunque la mayor parte del dinero que utilizamos para darnos esos gustos no siempre debe ser el que usamos para ahorrar, o tal vez no afecta nuestro presupuesto, debemos tener presente que si reducimos nuestros gastos podremos disponer un poco más de dinero.
Si habitualmente fumas, tomas o tienes otro tipo de gasto recurrente que no te aporta absolutamente nada, estarás perdiendo la posibilidad de cumplir tus sueños, porque si inviertes o ahorras y al mismo tiempo derrochas el dinero, tus finanzas no tendrán ningún beneficio.
Trata de practicar el gasto consciente para que puedas elegir eficazmente a dónde se va tu dinero. Eso de gastar demasiado en las cosas que te gustan y reducir costos en las cosas menos importantes, es lo que puede hacer que tus finanzas disminuyan. Aplica lo mismo de la gente de negocios con el monitoreo del dinero que utilizas para que puedas evitar hacer un gasto sin pensar primero las consecuencias y los beneficios.
Poder reemplazar la palabra ahorros por ganancias nos dará beneficios ya que pensaremos que lo que estamos haciendo no es un sacrificio, lo veremos como un nuevo estilo de vida que nos dará muchos dividendos a largo plazo.
Recuerda siempre, que ningún gasto es pequeño y si evitas comprar un artículo valorado en un alto precio, entonces podrás evitar comerte ese dulce que tanto te gusta. Los estudios afirman que lo importante para el cliente no es cuánto cuesta, sino cuánto se ahorra y eso es solo un truco que engaña nuestras mentes hacieéndonos creer que es un gasto pequeño, cuando la verdad es otra.
Finalmente, existen muchos otros trucos para que tus finanzas mejoren y evitar gastos que te hacen daño o innecesarios, pero puedes comenzar a tomarte con clama las cosas, sin agobios, y tener en cuenta que aunque es difícil cambiar el comportamiento de una persona de un día para otro, podrás lograrlo si tienes la disposición.

Si te han quedado dudas y quieres saber algo más sobre cómo poder mejorar tus finanzas reduciendo los pequeños gastos echale un vistazo a este artículo que habla sobre los Gastos Hormiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR