Entérate de qué forma una devaluación puede afectar tus finanzas

Cuando un país enfrenta una devaluación de su moneda, esto afecta a todas las personas que allí viven debido a que encarece el costo de la vida, especialmente porque dispara los precios de los productos importados y desata la inflación.

La devaluación es una situación que ningún país quiere experimentar, pero entérate de qué manera repercute en tu vida y tus finanzas cuando esto sucede en el lugar donde vives.

La vida más cara. Este es sin duda uno de los efectos más desagradables que tienen las devaluaciones. Debido a que la moneda nacional vale menos, entonces los bienes de consumo aumentan de precio, especialmente si son importados.

Gibson Chivunda, empleado de una tienda de productos electrónicos en Lusaka, la capital de Zambia, comentó que luego de que la moneda de su país, el Kwacha, perdiera la mitad de su valor desde el año pasado, las cosaas se han puesto más difíciles.

“Antes podíamos comprar tres botellas de aceite de cocina (por mes), pero ahora compramos solamente dos y a fin de mes lo reemplazamos por cacahuetes molidos”, contó Chivunda.

Mientras tanto, Jairo Tuta, profesor de tecnología de un colegio de Bogotá, sostiene que ha perdido el 40 por ciento de su poder adquisitivo tras una devaluación en Colombia.

Adios a los gastos extras. Una devaluación puede hacer cambiar tus usos y costumbres. Si antes viajabas, te dabas lujos, salidas nocturnas, es posible que tengas que olvidarte de algunos o todos estos gastos si tu país experimenta una pérdida del valor de su moneda.

“A fin de mes voy a Estados Unidos. No aplacé el viaje a causa del dólar, pero ya no voy con la misma idea. Antes siempre viajaba para comprarme ropa y cosméticos, ahora iré a pasear, a conocer el país”, dice Priscilla Rocha, una jurista de Rio de Janeiro, sobre la brutal devaluación que sufrió Brasil.

Salarios e ingresos afectados. Es posible que sigas teniendo el mismo salario de hace unos meses, pero con la devaluación, el dinero que tenías antes ahora vale menos porque las cosas tienen un precio más alto.

El profesor bogotano, Tuta, Se vió obligado a dar cursos particulares fuera de sus horas laborales, lo cuál significa que suma cuatro horas de trabajo extra al día.

Asimismo, también limita el uso de su tarjeta de crédito. “Tuve que hacer trabajos muy costosos en mi casa y comprarme libros muy caros, necesarios para mi trabajo. Solo en esas ocasiones la usé”, sentencia Tuta.

Otras alternativas de ahorro. Cuando se produce una devaluación, las personas optan por guardar dinero, pero en una moneda diferente a la de su país, y que sea más fuerte como es el caso del dólar.

“Todos los meses ahorro el 20 por ciento de mi salario y lo cambio por dólares, porque no sé si el real seguirá cayendo”, detalla Priscilla Rocha, la abogada brasileña.

Inspirado en : America Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR