4 tips para superar problemas de pareja

Cuando se está en pareja, es muy común que haya inconvenientes tanto de nuestras relaciones con los demás, como con nuestro cónyuge. En cualquiera de los casos, saber que eso puede ocurrir es importante para no tener la mente enfocada en un problema terminal donde realmente no existe.

Nada es más complicado que la propia convivencia y eso genera ciertos roces o desencuentros con nuestra pareja, ya que cada quien tiene su propia personalidad y, al ser libres de actuar, se evidencian ciertos choques en las distintas maneras de ser de cada quien, lo cual es totalmente entendible.

En todo caso, siempre que sean problemas asociados con errores reparables, no hay que dejar que el temor, la duda, ni la inseguridad se apodere de nosotros, por lo que hay que aprender a llevar la ‘fiesta en paz’ con mucho aplomo y siempre con la mejor de las actitudes, para dejar atrás toda circunstancia que pueda deteriorar una relación afectiva de pareja.

Por eso, te presentamos 4 tips que te permitirán solucionar tus problemas, y dejarlos atrás de una forma inteligente, a modo de obtener una relación mucho más sólida emocionalmente.

No piensen que hay una sola razón

Las razones absolutas no existen, al menos no en el plano de la pareja. Por lo tanto, no se debe creer que, si existe amor, ambos siempre llegarán a un acuerdo por el simple hecho de que, al amarse, uno acogerá la decisión de su cónyuge así nada más…

Las parejas deben comprender que aun cuando se amen con todas sus fuerzas, la autonomía y la personalidad genuina de cada quien para decidir desde su propio punto de vista es algo que debe manifestarse siempre, sin que ello implique menos amor o traición al otro.

Debe tenerse muy en cuenta que de no existir la exteriorización de la personalidad la pareja está inmersa en una bomba de tiempo, que a la larga va a ‘explotar’ si existe represión del sentir de cada quien.

Respeto

Por muy difícil que sea la circunstancia que deben superar, cuando existe respeto hay un largo camino ganado para ver concretada esa solución.

Tiempo para estar juntos

Por mucha responsabilidad que cada uno tenga en su quehacer diario, deben buscar un tiempo con el que puedan aprovechar de sus compañías para promover el diálogo y la cercanía y, por ende, la solución de sus problemas.

Equilibrio

No se puede pretender solucionar algo cuando hay otra persona involucrada, la cual no quiere hacerse cargo de la situación. Creer que las cosas se pueden solucionar con la pura voluntad de uno de los dos, no es suficiente y siempre será una causa perdida.

Inspirado en : Padresehijos.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR